¿Cómo funciona el Factoring en Chile?

¿Cómo funciona el Factoring en Chile?

PyMEs - 11 min. de lectura
Yaz Cabañas

Yaz Cabañas

Compartir
Compartir
Compartir
Compartir
Compartir

Todos los negocios de América Latina, específicamente las pequeñas y medianas empresas, tienen continuamente que enfrentar retos a su crecimiento y operaciones en el día a día. Uno de los más comunes es la falta de acceso a financiamiento oportuno y a tasas adecuadas.

Por estas razones es cada vez más popular el factoring en Chile, como una alternativa para disponer de capital. Te mostramos qué es y cómo funciona en nuestro país. Además, te compartiremos la información que debes tener en cuenta antes de contratar una solución de este tipo, así como las instituciones que podrán ayudarte a disponer de capital de trabajo de forma rápida y segura.

¿Qué es el factoring?

La Comisión para el Mercado Financiero establece que el factoring, también conocido como factoraje, es una forma de financiamiento enfocada en las pequeñas y medianas empresas. Consiste en un negocio que «traspasa el servicio de cobranza futura de los créditos y facturas existentes a su favor y a cambio obtiene de manera inmediata el dinero que a esas operaciones se refiere, con un descuento o porcentaje de interés mínimo».

Se trata de una forma regularmente más rápida y fácil de conseguir capital de trabajo, en comparación con un crédito bancario. En esta relación intervienen las empresas de factoring o factores, las empresas que buscan el financiamiento (conocidas como «clientes») y los deudores, es decir, los clientes que tienen cuentas por pagar a su proveedor, ya sea a vencimiento o a crédito.

¿Qué es el factoring?

¿Cuáles son los tipos de factoring disponibles en Chile?

En Chile, estas son las modalidades de factoring que van de acuerdo con las normas aplicables:

  • Factoring para proveedores o reverse factoring: en este caso, no es el proveedor quien busca este servicio, sino una empresa (por lo regular, un corporativo) que busca que sus proveedores reciban sus pagos rápidamente, mientras que ella puede acceder a crédito por medio del factoring.
  • Factoring internacional: puede darse al importar, es decir, donde el proveedor se encuentra en otro país, o en exportaciones, donde el deudor está fuera de Chile.
  • Factoring con recurso o sin recurso: en el caso del factoring con recurso, el cliente o empresa que busca financiarse queda como deudor solidario. Cuando es sin recurso, no sucede esto y la empresa de factoring no puede reclamarle acerca de si el deudor realizó los pagos correspondientes a las facturas cedidas o no.
  • Factoring compartido: esta modalidad permite que dos o más empresas de factoring compartan las cuentas por cobrar de una sola entidad.
  • Factoring de una sola vez o de cuentas múltiples: las empresas de factoring, especialmente de la banca tradicional, pueden ofrecerte el financiamiento de una cuenta por pagar o de un lote único. En cambio, hay soluciones más completas donde puedes gestionar de forma continua tus facturas al vencimiento o a crédito, con lo que reducirás los tiempos y ahorrarás recursos en torno a la administración de tu negocio.
  • Factoring de cobranza directa o indirecta: las empresas de factoring pueden gestionar de forma directa las cuentas por cobrar, es decir, que ellas mismas se encargan de que tus clientes (sus deudores) realicen los pagos correspondientes. Por el contrario, en la cobranza indirecta la empresa cliente (el proveedor) puede seguir recibiendo los pagos, mismos que transferirá al factor.

tipos de factoring en Chile
tipos de factoring en Chile
tipos de factoring en Chile

Ventajas y desventajas del factoring

Para que tomes una decisión en torno a las empresas de factoring en Chile, revisa antes las ventajas y desventajas de esta modalidad.

Ventajas del factoring:

  • Cobros anticipados: sin importar si vendes a crédito o facturas a tus clientes al vencimiento, podrás adelantar rápidamente tus cobros a través de una institución de factoring, sin necesidad de esperar al vencimiento de la factura para recibir el dinero.
  • Posibilidad de vender a crédito: con apoyo del factoring podrás ofrecer a tus clientes pagos diferidos o mensualidades en sus compras, mientras ellos realizan los abonos acordados, tu podrás solicitar a la institución financiera el adelanto de dicho pago y recibir tu dinero prácticamente de inmediato. Este es un beneficio atractivo para tus clientes, que puede asegurar más ventas y por montos más altos a tu negocio.
  • Recursos para imprevistos: aunque planifiques tus finanzas, de vez en cuando surgirán situaciones a las que deberás hacer frente y ahí el factoring será de gran ayuda. Piensa en la reposición de maquinaria, emergencias relacionadas con el negocio o cualquier situación que te impida cumplir con tus pagos a proveedores o de nómina.
  • Aumento del flujo de caja: con este financiamiento mantendrás la salud financiera de tu negocio. Esta es la base para que también pueda crecer de forma sostenida.
  • Liquidez inmediata: El factoring para pymes y en general este tipo de financiamiento, ofrece liquidez inmediata, si bien el tiempo exacto depende de la institución financiera con que se haya contratado es esencial contar con una solución que no te haga esperar. Xepelin por ejemplo, se caracteriza por tener uno de los procesos y entrega de recursos más rápido en cuanto a factoring se refiere pues en algunos casos, puedes acceder al dinero en solo 24 horas.

    La mayoría de las instituciones financieras otorga los recursos en periodos que van de 2 a 10 días, según su proceso interno de solicitud, cálculo de riesgos y aprobación.
  • Flexibilidad: especialmente en el caso de las empresas de factoring en línea, verás que te dan opciones muy superiores a las instituciones financieras “tradicionales” como son tiempos de respuesta muy cortos, solicitud 100% en línea, tasas de interés más bajas, personalizaciones según las necesidades del solicitante y lo más importante, un listado de requisitos mínimo lo cual, aumenta la posibilidad de aprobación en un 80% sobre todo, para aquellos negocios más pequeños que no cuentan con estados financieros y estructuras complejas que demanda la banca “tradicional”.  
  • No está registrado como deuda: dado que depende de tus cuentas por pagar, no quedará asentado como una deuda típica en el sistema financiero chileno.

Desventajas del factoring:

  • Comisión: Si bien el factoring tiene innumerables beneficios al final, está sujeto a una tasa de interés como la mayoría de productos financieros, así que antes de tomar una decisión, evalúa a detalle las necesidades de capital, infórmate, compara y elige a la empresa que tenga la comisión o tasa más conveniente para tu negocio.

    No siempre la tasa de interés es lo más importante ya que también influyen factores como los requisitos, el tiempo de aprobación y sobre todo, la rapidez con la que se puede acceder al dinero.
  • Riesgo de dilapidar los recursos: planifica a qué destinarás el resto del capital, en caso de que solo requieras una parte de forma urgente. Así evitarás un uso inadecuado.
  • Evaluación de los clientes y deudores: las empresas de factoring calculan el riesgo y las tasas asociadas a cada financiamiento de acuerdo con la reputación y el historial crediticio de tus deudores y el de tu empresa por lo que, en ocasiones, la aprobación depende un poco de la fiabilidad del deudor y no solo del buen historial del solicitante pero no te preocupes, si es una factura de un cliente con el que has hecho negocios antes no deberás tener ningún problema.
  • Montos: Existen varias empresas de Factoring en nuestro país pero todas ofrecen montos mínimos y máximos según su tamaño. Si necesitas una cantidad importante de recursos, asegúrate de investigar “las cantidades” que ofrece la empresa de factoring que deseas contratar.

Uno de los errores más comunes es que los solicitantes inician el trámite y una vez avanzado, conocen los montos mínimos y máximos que la institución ofrece lo cual, llega a no coincidir con la necesidad. Te recomendamos conocer desde un inicio los montos establecidos por transacción (sin importar si necesitas una cantidad baja o muy alta) así, evitarás complicaciones o “malas inversiones de tiempo” que, cuando se habla de negocios, son determinantes.

Instituciones que regulan el factoring en Chile

En el caso de Chile, la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), misma que integró la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) en 2019, es la encargada de las actividades de las empresas de factoring. Por su parte, queda asentado su marco legal en la Ley 19 983: que regula la transferencia y otorga mérito ejecutivo a copia de la factura. Asimismo, estas empresas tienen que observar el Compendio de Normas Contables.

Instituciones que regulan Factoring en Chile

¿Qué empresas de factoring operan en Chile?

Xepelin

Actualmente, Xepelin es la fintech más importante en Chile, especialistas en soluciones de factoring y crédito de capital de trabajo para pequeñas y medianas empresas, han apoyado a más de 5 mil Pymes y creado cerca de 105 alianzas con corporativos. Con ellos puedes acceder a un factoring 100% digital, financiar tus cuentas por cobrar de forma inmediata incluso, el mismo día en que se emitió la factura, reciben cuentas por cobrar de cualquier cliente sin montos mínimos ni máximos y su tasa de interés es una de las más bajas del mercado.

El proceso de registro y solicitud es en línea, sin costos por apertura, ni cargos adicionales. Utilizan un modelo de evaluación de riesgos por inteligencia artificial, con el que recibirás respuesta y una tasa de interés personalizada en minutos la cual, está asociada a cada cuenta por pagar (en lugar de que dependa de cada cliente). Pese a ser una institución digital sus operaciones son muy seguras y se encuentran reguladas por la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), por lo que no deberás preocuparte por el manejo de tu información.

Banco de Chile

El Banco de Chile ofrece factoring únicamente a empresas constituidas desde hace un año o más, que demuestren su capacidad de gestión en el negocio y que no tengan deudas en cuentas con ellos u otras entidades del sistema financiero chileno.

Ofrece esta alternativa de financiamiento por medio de contacto vía telefónica o en sucursal.

Banco Consorcio

El Banco Consorcio tiene una solución para las facturas a corto plazo, letras, pagarés y documentos similares. Permite reducir los costos administrativos relacionados con la gestión de la cobranza, así como ayuda al cumplimiento de los proyectos de negocio en tiempo y forma.

Brinda atención vía telefónica para los dueños de negocio interesados.

Banco Internacional

El Banco Internacional cuenta con servicios de cobranza realizados por un equipo especializado y ofrece un informe detallado de los estados de pago de tus documentos. Las cuentas por cobrar pueden estar vinculadas a facturas, letras, pagarés y demás. Para recibir atención, es necesario contactar con uno de sus ejecutivos de ventas.

Banco Santander

El Banco Santander cuenta con un producto financiero de factoring en el que realiza directamente la gestión del cobro. Verifica previamente que los bienes o servicios proveídos por sus clientes fueron efectivamente recibidos por los deudores.

Para acceder a la solución, hay que contactar a su servicio de atención y esperar la documentación que permita hacer la solicitud correspondiente. El proceso está sujeto a la aprobación de riesgo y del área comercial.

¿Cuál es la mejor opción de factoring en Chile?


La mejor opción de factoring en Chile no es única, exclusiva o la misma para cada empresa o negocio por el contrario, siempre depende de las necesidades, el contexto y la etapa en la que se encuentra cada solicitante pero, si tomas en cuenta los siguientes puntos, podrás determinar cual es tu mejor opción.

  • Plazo de financiamiento. evalúa cuáles son tus necesidades de financiamiento. ¿Tienes un imprevisto que debes solucionar dentro de esta misma semana? ¿Buscas una opción para pagar la nómina del mes siguiente o estás pensando en el factoring para administrar de forma regular tus facturas? Con base en estos puntos, decide si tu negocio requiere de capital de trabajo a corto, mediano o largo plazo.
  • Tasas de interés. como primer paso te sugerimos verificar las tasas de interés, comisiones e incluso los gastos administrativos que implica contratar a la empresa de factoring, procura elegir siempre instituciones financieras que ofrezcan tasas de interés bajas pero sobre todo que sean fijas, de esta forma evitas que, en caso de solicitar montos altos, estos puedan convertirse en un problema mayor al que te hizo buscar el financiamiento.

    Es importante saber que no siempre la tasa de interés es el factor de decisión más importantes ya que, según las necesidades del negocio, influirán otros puntos como por ejemplo la velocidad con la que se pueda tener acceso al dinero.
  • Velocidad de respuesta. Es común que los bancos tradicionales tengan tiempos de espera muy largos, en ese sentido, si requieres los recursos de manera urgente tu opción sin duda será una fintech. Las empresas de tecnología financiera (fintechs) como Xepelin, ofrecen tiempos de respuesta que van de 10 a 30 minutos y pueden entregarte el dinero en periodos de 24 a 72 horas. ¡Increíble no!
  • Tipo de solicitud. Vinculado con el punto anterior, el factoring online te permite hacer la solicitud de financiamiento sin salir de casa y sin necesidad de llamar a una línea telefónica que generalmente, implica largos tiempos de espera y trámite. En línea verás que es tan simple como dar un par de clics, agregar la información de tu negocio, de las cuentas por cobrar que deseas financiar y compartir un número telefónico de contacto.
  • Vías y tiempos de atención. Si tienes dudas o necesitas algunos ajustes, contar con atención rápida y eficaz será indispensable, los bancos e instituciones financieras “tradicionales” no suelen tener la mejor atención al cliente por lo que, en nuestra experiencia, te recomendamos acercarte a empresas de soluciones digitales, fintechs o más pequeñas donde tú y tu negocio, recibirán la importancia y atención que se merecen.

En conclusión, la mejor opción de factoring es aquella que se adapta por completo a las necesidades del negocio y/o solicitante, si lo que necesitas es una respuesta y entrega de recursos rápida lo mejor será acercarse a una fintech como Xepelin, que responde muy rápido a las solicitudes (gracias a la automatización de sus procesos).

En cambio, si el dinero no lo requieres de inmediato, cuentas con tus estados financieros al día y un buen historial crediticio tu opción puede ser un banco.

Considera que la institución que elijas debe permitirte una planificación de recursos a mediano y largo plazo es decir, que puedas convertirla en un socio comercial a futuro pues estamos seguros que este, será un servicio financiero que utilizarás con regularidad.

Ejemplos de factoring

A continuación, te compartimos algunos ejemplos sobre cómo funciona el factoring en situaciones cotidianas así, disiparas tus dudas de mejor forma.

Supongamos que tu negocio tiene un cliente a quien emite facturas a 45 días por un monto de $3 000 000. Estás en el día 10 del periodo cuando varios clientes más pequeños te piden aplazar sus días de pago por 30 días más, pero tú tenías que hacer un depósito a un proveedor el día 15. Entonces, por medio de una empresa de factoring, recibes los $3 000 000 menos una comisión justo a tiempo para cubrir el pago a tu proveedor.

Después, el pago de tu cliente pasará directamente al factor.

En otro escenario pensemos que una cadena de tiendas departamentales tiene 15 proveedores que son negocios artesanales pequeños y medianos. Le conviene hacer los pagos a crédito, pero no quiere que sus proveedores dejen de tener liquidez, en tanto que sabe que es su cliente más importante. Entonces, contrata a una empresa de factoring.

Esta le permitirá pagarle a crédito los $120 000 que adeuda a sus proveedores durante un periodo de 3 meses, mientras que los artesanos recibirán el pago dentro de los primeros 5 días. Así, puede surtir su inventario de forma oportuna, sin que eso represente el desembolso total de sus cuentas por pagar.

¿Dónde solicitar factoring en Chile?



Si buscas una solución rápida, en línea y con aprobación del factoring en minutos, visita el sitio oficial de Xepelin y comienza a financiarte sin complicaciones.

Infografía de Factoring en Chile

Infografía Cómo funciona el factoring en Chile


¡Que nada detenga tu negocio!
Obtén el financiamiento que necesitas 100% en línea y materializa tu esfuerzo
¡Conéctate con Xepelin!
¡Posts Famosos!
Financiamiento empresarial y tecnología. Las claves para el crecimiento de las pymes en Latinoamérica
Financiamiento empresarial y tecnología. Las claves para el crecimiento de las pymes en Latinoamérica
¿Cómo funciona el Factoraje Financiero en México?
¿Cómo funciona el Factoraje Financiero en México?
Como mejorar la atención al cliente de una Pyme
Como mejorar la atención al cliente de una Pyme